Desayuno de campeones, más proteínas, menos carbohidratos

Este artículo se puede leer en aproximadamente 237 segundos

Como argentino tengo que reconocer que desayuno bastante mal, ya que el mate con tostadas que me preparo cada mañana no me aporta todo lo que una persona necesita para encarar las actividades diarias. Está más que probado que el desayuno es la comida más importante de todas, pero la verdad es que muchos de nosotros no sabemos qué comer y terminamos agarrando lo primero que encontramos. La idea del artículo es traerles algunos tips y sugerencias para que arrancar el día con todo.
Desayuno de campeones, más proteínas, menos carbohidratos


 

Primero, 3 tips muy simples de implementar que son realmente útiles:

  • Tomar un vaso de agua ni bien nos levantamos: Estar tanto tiempo sin ingerir líquido hace que nos deshidratemos, con el consecuente malestar que ese estado provoca. Algunas personas también experimentan cierto efecto laxante que les ayuda a regularizar su tránsito intestinal. El agua puede reemplazarse por algún jugo de frutas.
  •  

  • Desayunar sentado: Tomarse el tiempo para comer tranquilo, sin apuro. El día es largo y de nada sirve arrancar a las corridas.
  •  

  • Planear el desayuno la noche anterior: La idea es que no nos falte nada y que además, podamos ir variando lo que solemos comer para no caer en la rutina.

 

Carbohidratos vs Proteínas

Carbohidratos vs Proteínas

Seguro que más de una vez se te hizo agua la boca cuando en alguna película o serie norteamericana veías como desayunaban huevos revueltos con tocino y salchichas. Estudios recientes realizados por investigadores de la Universidad de Cambridge han corroborado que la ingesta de proteínas durante el desayuno ayuda a que estemos más despiertos y concentrados. Conclusiones similares obtuvieron científicos del Departmento de Agricultura y Ciencia Alimentaria de Suiza, quienes pusieron a prueba desayunos con distintas cantidades de proteínas y carbohidratos. Aquellas personas que comían un mayor porcentaje de proteína que de carbohidratos se desempeñaban mucho mejor en las pruebas cognitivas y se sentían más activos durante la mañana.

 

La razón de esto, cómo la gran mayoría de las veces, está en nuestro cerebro. El hipótalamo, una de sus regiones más primitivas, tiene, entre otras tantas funciones, la de segregar orexina. Este neurpéptido es el responsable de que tengamos sueño, hambre y regula nuestro metabolismo. Las personas con excesos o déficits de orexina sufren muchísimos trastornos, como obesidad, narcolepsia o cataplexia. La cuestión es que, está comprobado que la glucosa inhibe la secreción de orexina, quiere decir que cuando comemos ázucar o alimentos ricos en carbohidratos, una vez que pasa su efecto estimulante de corto plazo, nos sentiremos con sueño y nuestras capacidades cognitivas se verán disminuídas. Las buenas noticias son que, ingerir al menos una pequeña cantidad de proteínas en nuestro desayuno es suficiente para contrarrestar los efectos negativos sobre los niveles de orexina.

 

¿Cómo incorporar proteínas a nuestro desayuno?

  • Comer un puñado de frutos secos, como almendras, nueces o pistachos. Además de ser muy ricas, tienen proteínas de buena calidad y aportan otros nutrientes, como vitaminas, minerales y ácidos grasos Omega 3, que reducen el colesterol malo.
  •  

  • El huevo es un alimento muy completo, podés tratar de comerlo de la manera que más te guste, duro, pasado por agua, revuelto. Mientras que no sea frito, está todo bien. Tanto la clara como la yema contienen nutrientes en grandes cantidades, ¡pero no se coman media docena por desayuno porque van a terminar con sobrepeso!
  •  

  • Si combinamos carbohidratos, por ejemplo, un bowl de copos de maíz azucarados, con una pequeña cantidad de proteínas, que podrían ser almendras, el efecto negativo de los carbohidratos sobre la orexina se cancela. Esto indica que es muy importante cómo estructuramos nuestras comidas, la cantidad de calorías es importante, pero la manera en qué mezclamos grupos alimentarios puede tener efectos muy marcados.
  •  

  • Tratar, en lo posible, de evitar los alimentos que combinen ázucares refinados y harinas, como por ejemplo, las galletitas dulces, las tortas, alfajores, etc. Su efecto estimulante dura muy poco y luego, con la inhibición de la orexina, nos sentiremos fatigados y con sueño nuevamente. Además, la sensación de saciedad dura menos tiempo, asique nos va a dar hambre al poco rato de haber desayunado.

 

La verdad que es un tema que da para varios artículos. En proxímas entregas les vamos a mostrar algunas recetas fáciles y ricas para que prueben en sus desayunos.

 

Y ustedes ¿Cómo creen que desayunan?

 

¿Cómo son tus desayunos?



Resultados de la encuesta

Loading ... Loading ...

 

Fuentes: Wired | Narcolepsy Network | Vitonica
 
 

Te interesó esta nota? Leé más!

2 comentarios en “Desayuno de campeones, más proteínas, menos carbohidratos

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Pingback: 6 formas de mantenerte con energía en tu trabajo | WebAyunate

Dejar un comentario

Tu email no será publicado. Los campos requeridos son marcados con *

*

Podés usar etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>